Posts etiquetados ‘sueños’

Un posible descanso

Publicado: 19 diciembre, 2013 en Parapetos
Etiquetas:, , , , , ,

Goya-El_sueño_de_la_razón
Si por un momento
la herida no sangrara
se cerrara el cálido telón,
lo oculto se desvelara
su misterio me arrollara,
le regalaría mi razón.

-Grabado de Goya. “El sueño de la razón produce monstruos”-


Anuncios


Aunque habitar en una docena de pueblos puede que, para muchos ojos, se muestre como un síntoma de desarraigo, recorriendo valles, montes y lagos de una tierra que no dejaban de sorprenderme descubrí maravillosos rincones que a cualquiera embelesarían, y es que ningún niño puede dejar de asombrarse al ver el sol acariciar las lomas de una Andalucía cuya naturaleza hospitalaria invita a perderse en sus campos, a contemplarla con la calma de un anciano que espera recoger el fruto o embriagarse de sus aromas, jazmín y azahar, aceitunas molidas y dama de noche, alegría y buen humor… Desgraciadamente, para muchos crecer significa dejar de sentir empatía por lo que les rodea para dedicarse única y exclusivamente a la contemplación de su ombligo, confundiendo así el hecho de crecer con el de deshumanizar.
Y este ataque de nostalgia, ¿a cuento de qué? Pues, básicamente, se debe a que tras horas podando la higuera y la parra del patio, blanqueando paredes y desalojando cuartos, uno no puede dejar de hacer un ejercicio de memoria y recordar cuantas veces se baldeó ese patio, a veces con suma alegría y otras con áspera tristeza, cuantos animales convivieron conmigo en aquel espacio, cerdos, chivos, gallinas, conejos, patos, perros y gatos entre otros muchos que hacían la vuelta del colegio un momento tan agradable como las mismas vacaciones veraniegas. Cuatro generaciones de una familia que desvelaron sus más íntimos secretos a paredes de gruesa roca y cal, en las cuales aún permanecen emparedados playmobils, tortugas ninjas y masters del universo, a la espera de una nueva remodelación que los rescate del cautiverio al que un pequeño “mantalhombro” los confirió. Piedra viva, que habla, que suscita el eco de una época en la que la planta superior de las casas se llamaba cámara y al subir un intenso olor, imposible de encontrar hoy, a frutas, verduras y legumbres rebujaba el miedo para darle veracidad a las historias que los mayores contaban para impedir que los pequeños subiéramos -hoy día, aún sigo sintiendo respeto al subir las escaleras, aunque el lugar haya cambiado- , ecos de drama y comedia, de júbilo demencial y de rocambolescas historias que rozan los culebrones americanos, de sueños y pesadillas; no sé cuantos pueblos o ciudades más me quedan por habitar, ni cuantas casas o patios en los que morar, pero tengo claro a qué llamar hogar.

patio andaluz


Lejanía

Publicado: 6 septiembre, 2013 en Pulsiones
Etiquetas:, , , , , , ,


Todo lo que me seduce queda lejos, tan lejos como una melodía ochentera silbada al atardecer, en un mugriento espigón, o es ajeno, tan ajeno como los labios de dónde proviene. Unos ojos que encuentran lo que nunca creí ser, el roce fortuito de miradas que pueden aprisionar, el sueño de dioses jugando a ser demonios, el reposo de la mar en la orilla frente a dos amantes desnudos, la silenciosa compañía de la comprensiva soledad, el descanso de los que padecen o el llanto de los que dañan…

Lejanía


Sueños rojos, sueños rotos

Publicado: 10 agosto, 2013 en Pulsiones
Etiquetas:, , ,


Hay días en los que la transición del despertar es suave, incluso agradable, sin embargo hoy parece que me hubieran golpeado la cara con un saco lleno de esas piedras con las que construyen los hombres los muros de la realidad. Aún siento en mis labios el agradable regalo de las pasiones y anhelos que me acompañan en mis laberínticos sueños y, más que nunca, quisiera seguir abrazado a ellos. Se cuelan en mis ensoñaciones visitantes que durante mucho tiempo me ayudaron a formar la persona que hoy día soy, se desvanecen cuando abro el telón de la vida, y no puedo dejar de sentir un soplo de desesperanza y desilusión. Aunque ya aprendí a caminar sin compañía, cíclicamente aparecen estas figuras para bien recordarme el bagaje que en mi dejaron o lo estúpido que fui, no lo comprendo, y esa incertidumbre me va desgranando, arrancando jirones y retales superficiales hasta dejarme tan duro e insensible como un hueso de aceituna. Volviendo a la mínima expresión de lo que soy, queriendo ser niño, queriendo ser refugio de sus ojos, queriendo ser sueño…queriendo…


Demonios

Publicado: 4 julio, 2013 en Parapetos
Etiquetas:, , , , , , ,

Rescoldos que avivan el transito
yermo de los días son palomas
sin ramas. Luego, soy sucio mueble.
De nada valen los exorcismos.

Eco de una epopeya sin héroes
atestada de infames. Funámbulo
de los sueños y sus pesadillas.
De nada valen los exorcismos.

No hubo alivio en las almas, ahora,
siguen aprendiendo solas. Cae
azufre en los bolsillos, sin curas,
de nada valen los exorcismos.

Artesanos del sueño

Publicado: 28 junio, 2013 en Descelefrases
Etiquetas:, , ,

Dedicaban tantas horas a fabricar sueños que nunca tenían tiempo de vivirlos…

Sueños de Atlas

Publicado: 26 junio, 2013 en Pulsiones
Etiquetas:, , ,

Sueños tan dulces que al despertar me hacen sentir como el mismísimo Atlas, teniendo que soportar sobre mi espalda el peso del mundo. Agridulce sinsabor que me lleva a pasar minutos retozando entre sabanas, intentando que sus confortables y suaves abrazos me lleven de nuevo al mundo de los sueños. Por suerte sé que despertar es lo más difícil de empezar a vivir, y  no quiero dejar de hacer ninguna de la dos cosas.

Atlas