Archivos de la categoría ‘Parapetos’

Combustión

Publicado: 10 marzo, 2017 en Parapetos
Etiquetas:, , , , , , , ,

 

Volaron dagas una vez más,

esquivamos el acero mientras ardíamos,

la lluvia no apagó el incendio.

Los pedazos quedaron esparcidos por el suelo,

ya nadie estaba dispuesto a recogerlos,

todo había sido demasiado intenso,

el dolor quedó impregnado en cada vértice.

Viví demasiado tiempo en las nubes

tanto que al bajar nada era como recordaba

mis manos no podían siquiera tocarte,

ni tus ojos eran capaces de mirarme.

Dejé de ser en alguna parte del transito,

olvidé mi naturaleza para entregarme a la tuya,

eras pasión desbordada, fuego encarnado,

fue la idealización de un sueño,

yo era tierra calma, árido yermo;

brotó el volcán al choque de nuestros cuerpos,

se zarandearon las almas y desbordó la locura,

zozobró el respeto y asomó bruscamente el odio.

Se replegaron los seres con la cautela de un erizo,

los rescoldos perduran, las llagas se difuminan,

ahora,

no debería quemar, no si bien la llama se cuida.

 

IMG_20170310_024751[1]

Anuncios

Reconocimiento

Publicado: 26 agosto, 2014 en Parapetos, Pulsiones
Etiquetas:, , , , ,

Tras el torbellino de tu ser, la tormenta de tu ausencia.
Tras la calidez de tu voz, la necedad de mis silencios.
Tras tu dispersa alegría, sigue mi incierta cobardía.
Nada me entristece; ahora sé que puedo reconocerte.

Contengo sentimientos mientras lanza la vida ironías
e ilusiones se desmoronan al son de vacuas miradas
Seguiré trasegando, por si sólo son almas varadas.


A ratos…arrebatos

Publicado: 21 junio, 2014 en Parapetos
Etiquetas:, , , , ,



Sería hermoso que tus caricias
Fueran el único hito que señalara el tiempo.
Pero queda por hacer…
Sería grandioso que cada mañana
Pudiera vomitarte rosas y margaritas en mis versos.
Pero queda mucho por hacer…
Sería perfecto que cada noche
Sintiera el roce de tus muslos en mis caderas.
Pero queda tanto por hacer…
A todo ello me acostumbraría, seguro,
Si pudiera acallar mi sentir, obviar el dolor y el llanto.
Queda demasiado por hacer…
Me desangro en letras, gurruños de papel;
Lo prefiero cuando el alcohol no cicatriza.
¡Ay! ¡Cuánto queda por hacer!
Aún confundo madurez con sentir la falta de tiempo,
Me pregunto si entendimos mal el proceso y se es maduro en la niñez.
¡Ay! ¡Demasiado nos queda por hacer!
Sé de brisas que resquebrajan corazas, de sentimientos que no abarcan palabras;
De soledades e ira, de sueños y traición.
En oscuras noches que son prisión… ¿Qué se debe hacer?
Si supiéramos las respuestas necesarias
Para no equivocarnos, y dejar de caer.
¿De qué valdría la vida? Si ya nada nos queda por hacer…




Posándose va la bruma dócil
sobre valles de recios olivares,
ante la lozanía de almendros
el ánimo también puede dormir
en cajas de zapatos.

Me cruzo con la mirada triste de los niños,
hoy no podrán jugar en las calles.
Quizás…
Tampoco saque al mío a pasear.

La fina lluvia empapa la alegría,
aletargando las fuerzas
Quizás…
Mañana florezcan enérgicas.

Mustios sinsabores
oscuro paisaje
grisáceos colores
roto fuselaje.

A veces el viento cambia de aires,
algunos esperan que les empuje,
otros que los lance al vacío.

Mi mente atrapada en la inhóspita incertidumbre.
Mi cuerpo ocupa el incierto vacío sobre una silla.
Mi corazón hace tiempo que viaja sin mí.

Posándose va
sobre valles
ante la lozanía
el ánimo
en cajas de zapatos.




Gatecrasher

Golpes de pecho,
percusión cavernaria,
rituales de paria
que tocan techo.

Caída a lo impersonal,
lociones superficiales
abren brecha emocional.

Se abre la pasarela
y desfilan dóciles
borregos de acuarela.
Maquillan y visten la piel
que lucen bajo opacas luces,
frívolo arte de venta a granel.

Golpes de pecho,
percusión contradictoria,
iconos de barra
ratones sin queso.

Contoneos simiescos
espasmódicos movimientos.
¿Eso es bailar?
Más bien aguantar el equilibrio
o mover el dedo.
Ratas y ratones
atrapados en la suciedad,
de la falsedad títeres,
sus ojos son los de otros,
los otros sus espejos.

Opacas luces,
pinturas de guerra,
batallas sin seso.
Por sexo a veces,
por siempre ego.
Salud para todos,
chupitos de vanidad.
Golpes de pecho,
percusión visceral.


Retales y fragmentos

Publicado: 8 enero, 2014 en Parapetos
Etiquetas:, , , , , , , , , ,

ventana
La tarde que arrojé piedras contra su ventana,
y la forma con la que silbaba. ¿Recuerdas?
Decía que nuestras sombras eran una
danzando bajo la luz de la lámpara que le regalé.
¿Recuerdas? Imaginamos el olvido en un portal,
cincelamos atardeceres y merendamos confesiones
en las rocas de un incipiente puerto donde
seguimos pesquisas de sal ¿Recuerdas?
Experimentamos en colchones que superaban
nuestra edad testeando sus muelles
¿Recuerdas? Amordazamos los ladridos
y desterramos al frio de la cama;
conversamos con ocas en Cazorla.
Mordíamos al viento ¿Recuerdas amor?
Desnudos, separados por piel te visitábamos.
Te venerábamos, impulsivos, sólo creíamos en ti.
Burlamos tus flechas
durante algún tiempo, te dimos la espalda.
Amor
¿Nos recuerdas ahora?


Eclipses y otras luces

Publicado: 30 diciembre, 2013 en Parapetos
Etiquetas:, , , , , , , ,


Una noche bastó,
suficiente para sabereclipse
que regalarse la luna
o bajar estrellas
de nada serviría.

A la velocidad que la sangre
estando cerca les fluía
vibrando sus cuerpos
como lo hacían…

Los astros eclipsados,
fruslerías.


Blandeaban la ira

Publicado: 30 diciembre, 2013 en Parapetos
Etiquetas:, , ,


Blandían palabras
Blasmaban al sentimiento
Blanqueaban sus fachadas
Blasfemaban contra el viento


Un posible descanso

Publicado: 19 diciembre, 2013 en Parapetos
Etiquetas:, , , , , ,

Goya-El_sueño_de_la_razón
Si por un momento
la herida no sangrara
se cerrara el cálido telón,
lo oculto se desvelara
su misterio me arrollara,
le regalaría mi razón.

-Grabado de Goya. “El sueño de la razón produce monstruos”-



sábanas

    Esquivo sábanas si no está tu cuerpo,
se posan en yacijas, lechos de ausencia.
Residuo que araña el alma en decadencia
son sus pliegues; corruptas juezas del tiempo.

    Acostumbrado el telón de lo infinito
a cerrarse con tu pertinaz recuerdo,
cautivo de oscura seducción me pierdo
azorado en soledades que transito.

    …Mañana seguiré adicto a la mujer,
a su piel, a unos ojos por mi anhelados,
a un espíritu colmado de placer.

    No hay alta noche cuando mi dependencia
de amanecer junto a tus pechos rosados
cae, como sol sin aurora, con insistencia.