DIBUJO-CIENCIA-FICCIÓN

La educación de 2088 estaba tan sectorizada como la sociedad, tanto corporaciones como gobiernos sometían a los pequeños a exhaustivos controles y análisis en busca de sujetos cuya mente fuera difícil de doblegar. Mientras el resto de examinados acababan realizando tareas rutinarias, los proclives a actitudes revolucionarias eran seducidos con puestos de relevancia, desterrados a suburbios o, en el peor de los casos, aniquilados.

Corría el rumor en las sórdidas calles del distrito coca- cloak de que los primeros desterrados poblaron aldeas en las colinas, decían que sus hijos crecían libres y su educación era intuitiva, no dependía de paquetes de actualización.

Cuando Luoki llegó a la primera aldea, lo que encontró le pareció inaudito. La tecnología y la naturaleza se abrazaban en una perfecta simbiosis. Los niños corrían libres y aunque su aprendizaje era más lento, los saltos evolutivos se aceleraban, y las capacidades innatas de las personas se potenciaban como nunca imaginó estando en las ciudades. Sintió que había encontrado lo más parecido a las descripciones, que aparecían en los desusados libros, de un paraíso…


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s