Una celebración distinta

Publicado: 22 diciembre, 2013 en Ciencia-Ficción, Microrelatos
Etiquetas:, , , , , , , , , ,

amanecer morado

El amanecer morado se celebraba con devoción cada ciclo desde épocas inmemoriales en el remoto Agrus. Un asteroide dedicado enteramente a la agricultura que contenía un apreciado mineral cuya capacidad calorífica dotaba a la atmósfera del lugar de una agradable temperatura aunque se encontrara en los confines de la galaxia Gelio. Pero todo eso cambió cuando aterrizaron los embajadores de la iglesia intercelestial. Prohibieron todo rito autóctono declarándolo arcaico y contrario a la doctrina del nuevo credo, de forma que no hubo festejos aquel año y la población pasó la significativa fecha pertrechada en sus viviendas con sumo terror. Los inquisidores pasaron la noche vigilantes. Fue fácil para la bestia trémula despellejarlos mientras en el interior de los hogares se entonaban viejas canciones en voz baja, canciones de una letanía por una noche prohibida.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s