Arma submarina

Publicado: 28 noviembre, 2013 en Ciencia-Ficción, Microrelatos
Etiquetas:, , , , , , , , , , ,


Imperceptible para la tecnología actual recorría las profundidades oceánicas sin interactuar con nuestra especie, salvo extraños fogonazos de luces iridiscentes observados en algunas regiones remotas del planeta, saliendo de las oscuras aguas como bengalas náuticas. Los pescadores fueron los primeros en notar las anomalías; la fauna marina se comportaba de forma inusual y pasado un tiempo los bancos de peces dejaron de frecuentar las zonas acostumbradas. Así, jóvenes, veintidós años después de la Edad Alteroclimática podemos afirmar que aquel artilugio salvó a las criaturas de las olas gigantes y las organizó para que socorrieran a cuantos supervivientes encontraran, dando lugar al pacto Terroceánico, el cual, desgraciadamente, ayer fue roto por una docena de reptorcas en las costas de Nueva Fransie. No olviden traer mañana la reflexión sobre el suceso y el compendio de nuevas especies. Que pasen una feliz tarde.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s