Avanza implacable,
tañendo instrumentos de épocas pasadas.
Se extiende a lomos de videoconferencias,
atemorizando empleados, soterrando vidas.

Oligarcas que se autoproclamaron reyes
desbocan al ejército de los sin alma,
prometiendo salvaciones seculares,
a cambio de un bienestar que nunca fue ni será.
Contagiando débiles, soterrando vidas.

Un sobre dicen que poder les ha otorgado,
olvidan rápido la mano que lo deposita
y se afanan en su particular conquista,
abanderados por el miedo.
Desolando personas, soterrando vidas.

Resquebrajando los cimientos de hogares,
golpean hasta la extenuación a sus víctimas.
Eco del oscuro Medievo, fantasma de una epidemia,
que relega a la sombra a los estigmatizados.
Aterrando familias, soterrando vidas.

Fuerzan a pactar pan sin techo,
con amenazantes chasquidos.
Condicionan a sub-existir, subsistir, un anhelo.
Desarraigando jóvenes, soterrando vidas.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s