Cuando resuena la música

Publicado: 17 octubre, 2013 en Pulsiones
Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , ,

Algunas mañanas despierto con una lucidez que asumía ya perdida en los años del acné. Resuena la música en mi pecho con mayor intensidad, haciendo vibrar un alma en perpetuo letargo, las palabras reverberan en mi cabeza como un mantra, revigorizando un cuerpo cercano a lo inerte; el paisaje repleto de almendros se muestra majestuoso y me siento insignificante, revivo experiencias como si de la primera vez se tratara, con la facilidad que lo hace un pez, me asombro con todo y un halo de inocencia acompaña a cada una de mis efímeras sonrisas. Soy niño por un instante, obviando la adolescencia, pasando de largo la “egolescencia”, sintiéndome agraciado por lo que disfruto, descubriendo que todo lo que vivo es un regalo, sin querer más de lo que me hace ser menos, libre de un odio que condiciona, lejos de sueños que perturban, esclavo de la belleza, loco por seguir explorando, ciego de amor, mesonero de alegrías, domador de la decepción.


Anuncios
comentarios
  1. Crissanta dice:

    Esas benditas mañanas de lucidez. Hermoso texto

  2. Joro dice:

    Es lo primero que leo y me ha dejado sin palabras. Una gran sorpresa. ¡Enhorabuena!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s