ASFIXIA

Publicado: 29 junio, 2013 en Microrelatos, Realidades
Etiquetas:, , , , ,

La sirena cautiva vomita pulpos de siete patas en la taza del váter, luego se sirve otro trago. Desde que tenía el tamaño de un mero, adulto, había fantaseado con su vida perfecta de príncipes y princesas. Sin embargo el besugo que la retiene, hace tiempo que se cansó de pescado y, tiene miedo de la inmensidad del mar, piensa que sin ella se ahogaría. El día que lo expuso en la lonja no acudieron hadas ni genios; tampoco hubo canciones.

Sirena


Licencia Creative Commons

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s