Aquella increíble ciudad

Publicado: 29 junio, 2013 en Ciencia-Ficción, Microrelatos
Etiquetas:, , ,

Aquella increíble ciudad había sido mi morada desde que llegué, como esclavo, al planeta. Saldada mi deuda con la sociedad, era libre para seguir con mi búsqueda. El mineral que extraía era muy corrosivo, por tanto debía ocultar mi piel y, sobre todo, el tatuaje de mi nuca. Sabía que los droolys no confiaban en los humanos, y menos en los esclavos. Si alguien conocía de la existencia de una cura era, seguro, el drool más ruin y mezquino de todos, Zudker “el jugador”. Posiblemente no me dejarían entrar en aquel tugurio pero, aunque llevaba años sin luchar, estaba preparado.2013117144711_1


Licencia Creative Commons

Anuncios
comentarios
  1. Azmun Knut dice:

    quiero mas! 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s